El inicio, el primer día del principio.

Ayer empezamos nuestro tratamiento, con mucha ilusión, pero además con mucho cuidado, ya que la aguja era de las grandes. Por otro lado, yo como picador, sentí gran satisfacción cuando le puse la inyección y no le hice daño. La verdad es que para ser el primer pinchazo que ponía en el culete, no se me dio nada mal. Para algo tenían que haber servido los tres tratamientos anteriores, en los que me he hinchado a poner inyecciones en la barriga a MJ.

Me presento, soy Josep y llevamos varios años intentando quedarnos en estado. Nuestro primer susto fue un aborto de ella a las 7 semanas y a partir de ahí no hemos vuelto a conseguir que se quedara embarazada. Por suerte, digo por suerte porque si no todavía estaríamos esperando e intentándolo, nos mandaron directamente a infertilidad. Y unos meses más tarde fuimos al hospital y allí nos mandaron unos análisis y casualidades nos mandaron a hacer un análisis genético.

Gracias a un conocido que andaba por allí conseguimos que nos adelantaran las pruebas.
Al poco tiempo nos llamaron que había un problema, fuimos y nos dijeron que teníamos problemas en los cromosomas, teníamos toda la información pero desequilibrada.
¿Que co..o es eso?, pues que de todas esas X que forman nuestro ADN uno había perdido una puntita que se había quedado en otro.

La tristeza entro en nuestro corazón, y más cuando nos explicaron que la probabilidad de tener un hij@ con todos los cromosomas, equilibrados y natural era muy baja, del 25% en teoría aunque en la realidad era mucho menor.

Puf!

Hablando más tarde con el médico nos habló del DGP (diagnóstico genético preimplantacional), aleluya, una luz!!.
Este proceso (después de explicarlo cientos de veces a familiares y amigos, soy un experto, aunque me he dado cuenta de que siguen sin entenderlo), se trata de sacar mi esperma, sacar sus óvulos (cuantos más mejor), fecundar y esperar que se desarrollen, una vez el preembrión está en el laboratorio se le deja crecer unos días, cuando es grandecito y tiene unas cuantas células, se extrae una de ellas y se analiza, se comprueba cuales están sanos y cuáles no. Los sanos se dejan crecer hasta el 5 día, en el que se transfieren a la mujer.

Voy a hacer las cuentas de la teoría:
– Estimulación y sacar el mayor número de óvulos
– Fecundación: 7-8 mínimo para que pasen al DGP
– DGP – 25% que sean sanos
– Sobrevivir al dgp 50%
Es decir que estamos en torno a un 8-10% de probabilidades de que en un DGP te puedas quedar embarazada.
Como se suele decir “cágate lorito”.

Pues con mucha ilusión allá por abril de 2010 empezamos nuestro tratamiento, pinchazos, pinchazos y más pinchazos.
Nos dicen que sólo han madurado 3 y uno pequeño. Seguimos hacia adelante y en la punción extraen los cuatro,
Fecundan 3 pero sólo sobreviven 2. Los cristalizamos porque las probabilidades de pasar el DGP son ínfimas y nos recomiendan hacer otro tratamiento para coger mayor número de embriones.

2º Tratamiento en Julio, empezamos con pinchazos, y en las primeras ecos, nos dicen que tenemos 10, biennnnnnn!!!!!
Seguimos pinchando y pinchando, y nos dicen que ahora sólo hay 4, cabrones, (dónde se han metido).
Seguimos para bingo, y el día de la punción sacan los cuatro, pero uno es pequeño, fecundan los 3 grandes y sobreviven los 3, a congelación.
Según mis cuentas llevamos 5, los médicos nos dicen que si queremos ir con esperanzas debemos de tener mínimo con ocho, (Que sí que ya lo sé), pero yo miro la panchita de Mj y sólo la veo llena de moratones y pinchazos, salir del hospital endolorida después de cada punción. Yo la miro y veo su fortaleza. Me echo a llorar cuando ella no me ve. Intento animarla cuando ella ya no puede más. Y por supuesto decidimos este último intento.

3º tratamiento en Octubre. Nos cambian la medicación, más pinchazos, por aquí, ya casi soy un experto, nos dicen que llevamos 10, no sé si darle un beso con lengua al médico o qué, pero tampoco quería echar las campanas al vuelo por si los jodios se escondían como la última vez.
Seguimos pinchando, pinchando y además esta vez nos alargan el tratamiento. Esto se me hace interminable. Veo a Mj hinchada, cansada, por la noche me duermo abrazada a ella, cogiéndole la barriga. Cuantas ganas tengo de cuidarlos.
Llega el día de la punción, nerviosos, llegamos y nos preparamos. Ya soy un experto en entrega de muestra, jo, el primer día se me olvido y me dieron el bote en medio del pasillo para que fuera a llenarlo. Qué vergüenza.
Por fin sale Mj, adormilada del quirófano, creo que todo ha ido bien. Nos dicen que han salido 8. BIEN!!!!
Pensamos que no puede ser verdad, por fin, cruzamos los dedos y esperamos que fecunden muchos para tener alguna oportunidad de más.

A los 3 días llamamos al laboratorio para interesarnos por cómo iban las cosas, y plof, nos dicen que sólo tenemos 5 embriones para pasar al DGP, creo que han sido los 2 días más largos de mi vida.
Al quinto día nos acercamos al hospital pues en teoría si todo ha ido bien nos hacen la transferencia. Esperamos, esperamos y por fin nos llaman.
GAME OVER. De los cinco , 4 eran malos y el bueno no ha sobrevivido.
Nos dicen que pidamos fecha para hablar con la doctora y que ya hablaríamos, que nos merecemos otra oportunidad,.

Pedimos cita con la doctora para enero, mientras vamos al médico porque durante las revisiones de los tratamientos nos han dicho que Mj tiene unos quistes en los ovarios. No siendo suficiente en la analítica anual de Mj de diciembre le sale que tiene hipotiroidismo subclínico.
Mj por los suelos, yo no sé qué hacer para levantarle él ánimo. Le digo que vamos paso a paso, vamos eliminando cosas y a partir de ahí ya veremos.

Por fin tenemos cita con la doctora, encantadora ella nos dice que ellos no se arriesgan a hacernos otro tratamiento, que los riesgos para Mj son superiores a la recompensa ya que ella es baja respondedora y habría que hacer varios tratamientos. No pasa nada, veníamos preparados, lo habíamos pesado muy mal y no estamos dispuestos a poner en riesgo la salud de Mj. Sabemos que queremos intentar, pensamos que nuestra solución es la OVODONACIÓN.

Lo hemos pensado mucho, hablado, buscado información, discutido y llorado, sí, con mínimo riesgo para ella y mayor probabilidad de llevar a cabo el embarazo.
Hablamos seriamente, buscamos y preguntamos en varias cínicas hasta que nos decidimos por una. Ahora sólo queda tener todo a punto para ponernos manos a la obra. Todo paso a paso y con calma.
Primero el ginecólogo, para ver los ovarios. Nos manda al especialista, para Abril 0-1

En marzo tenemos cita para el endocrino, (desde diciembre), para allí vamos, y nos dan tratamiento poco, es leve, y además nos dice que no ha problemas para quedarse en estado, que si así fuera que nos avisáramos y que nos pondrían con controles más seguidos, que volvamos en 6 meses . 1-1.

En Abril, hacemos acopio de fuerzas y nos dirigimos hacia el ginecólogo. Esperamos y esperamos y por fin nos cita, BINGO. Tenemos 2 “endometriomas” chiquitines que no nos influyen para nada. BIENNNN!!!!!!!!!!!!!
Esto ya no lo para nadie.

Decididos, llamamos a la clínica y pedimos cita para el martes 19 de abril de 2011.
Adelante, nos manda la medicación y nos dice que nos pongamos la primera inyección de GINECRIN DEPOT, para detener el ovario, y que en la próxima regla, empecemos con la MERIESTRA. Empiezan a buscarnos donante.

COMENZAMOS!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Soy de la familia Madresfera!
A %d blogueros les gusta esto: