Introspección

Siempre he pensado que las cosas pasan por algún motivo, a pesar de lo que el destino nos tenga preparado. La sensación de que algo no iba bien dentro de mi, de que no sería fácil embarazarme siempre me ha acompañado. Cuando vimos las dos rayitas hace ya mas de 2 años no eramos conscientes de todo lo que vendría después.
Embarazada!! Entre la incredulidad y la alegría, pues a decir verdad no fué un embarazo buscado aunque sí aceptado y bienvenido, nos movíamos en un mar de sensaciones. No nos dió tiempo de regodearnos en nuestro nuevo estado, pues un martes 13 nos dejaba nuestro pequeño. Resumiendo: aborto completo de 7 semanas, ingreso en el hospital 24h y mucha pena y tristeza en mi corazón.
A partir de ahí, pruebas, analíticas, cariotipos y espermiogramas para confirmar lo que yo ya intuía, que algo no funcionaba bien.

Hace ahora justo un año que empezamos los tratamientos de fertilidad para conseguir un embarazo viable. El resto ya lo sabéis, mi amor ya os lo ha relatado estupendamente. A partir de ahora me sumo a este rinconcito para intentar expresar todos los momentos, sensaciones y sentimientos que vayan surgiendo en el camino hacia esta nueva apuesta por la vida, dónde hemos comenzado con toda nuestra ilusión, esperanza y energía renovada.

Echo la vista atrás y es difícil recoger en palabras todo lo vivido y sentido en esta aventura, a veces ingrata, pero de lo que sí soy consciente es del crecimiento a nivel personal que me ha proporcionado toda esta experiencia.
Desde luego me está dando la oportunidad de madurar mi maternidad de una manera real y consciente, de conocer otras vertientes de crianza para los peques, me esta sirviendo para descubrir el maravilloso mundo de la lactancia, de despertar mi interés en ciertos temas que antes ni me planteaba, de leer e informarme de todo lo relacionado con este mundo gracias a los foros y blogs en lo que se aprende muchísimo con las aportaciones de tantas mamás y futuras mamás que crían con apego y desde el corazón.
No cambiaría nada de todo lo pasado, de todas las idas y venidas al hospital, las horas de espera y desespero en esa sala minúscula y abarrotada siempre, en la que nos contábamos tantas cosas, confidencias e historias de casos parecidos al tuyo, que te ayudaban a comprender que no estabas sola con tu infertilidad, que allí había personas que te entendían, que sentían y padecían porque estaban pasando por lo mismo que tú, y sinceramente ayudaba y aliviaba.

No quiero dejarme nada en el tintero, así que voy a continuar dando las gracias a la otra parte protagonista de esta historia, a mi compañero de andaduras, a mi pilar fundamental, a mi amigo incondicional…. gracias por quererme, cuidarme, por ser tan comprensivo y entenderme, por tu saber estar y tu fuerza cuando más lo necesitaba, por no hacer preguntas, por aguantar mi malhumor, mis neuras y mi incontinencia verbal que en ocasiones veo necesario que afloren.
MIL VECES GRACIAS!! TQMX

Respecto a mi, ya llevo 4 día tomando meriestra y el viernes 13, (que miedito!) tenemos la primera eco para ver como está mi endo, esperemos que muy gordito!!, además si todo marcha viento en popa nos dirán cuando está prevista la punción de la donante y posible tranferencia. Ainsss! que todo vaya bien… siento una mezcla de nervios, miedo, ilusión… step by step.
Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Soy de la familia Madresfera!
A %d blogueros les gusta esto: